Evolución forzada en el Sector de la Construcción
Equipo multidisciplinar de profesionales con una amplia experiencia en empresas multinacionales relacionadas con los servicios de consultoría, ingeniería, project management y diseño.
consultoría, arquitectura, ingeniería, estrategia, gestión, asesoramiento, comunicacion, bim, consultoría bim, implementación bim, scan to bim, certificación bim, formación bim, modelado bim, biblioteca bim para fabricantes, gestión de proyectos bim proyecto y obra, desarrollo de aplicaciones bim, renderizado y realidad virtual, gestión integral de obras, licencias y permisos, customer experience, estrategia empresarial, expansión, design thinking, riesgos empresa, retail, supply chain, lean, worldlex
16934
post-template-default,single,single-post,postid-16934,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Evolución forzada en el Sector de la Construcción

Evolución forzada en el Sector de la Construcción

El sector de la construcción se enfrenta a una situación sin precedentes, la coyuntura de la que estamos siendo testigos plantea grandes desafíos a los Directores de Proyectos. 

La construcción, un sector que se ha quedado rezagado en lo que respecta a la digitalización cuando lo comparamos con otras grandes industrias, se está enfrentando a un panorama donde factores como una cadena de suministro global interrumpida y la fuerza laboral reducida al personal esencial son las nuevas condiciones del entorno, obligando a los Directores de Proyectos a reformular los procedimientos de dirección para afrontar plazos de ejecución que se expanden fuera de cualquier estimación razonable y donde la  gestión de riesgos es incapaz de prever todas las contingencias a las que nos enfrentamos.

En este entorno se hace necesario repensar los procesos y herramientas tecnológicas que pueden ayudar a que la gestión del proyecto sea lo más eficiente posible.

Es el momento de ser creativos, de crear y plantear nuevos métodos de trabajo, estudiar la reorganización y desglose de las fases de trabajo de modo que podamos evitar la acumulación de personal, adaptar los flujos trabajo y secuencias a las necesidades de nuestro proyecto y todo esto apoyado de una revisión constante del cronograma y un canal de comunicación eficaz entre todos los interesados.

La implantación de herramientas o aplicaciones que nos permitan realizar recorridos virtuales por la obra, reduciendo la necesidad de visitas in-situ, pasa a ser una necesidad cardinal. Pese a ser el resultado de la situación actual, tiene todo el sentido que, de ahora en adelante, sea una práctica predominante.

Canales de comunicación fluidos y eficientes, más que nunca se debe ser persistente en el seguimiento de tareas clave para evitar imprevistos y afecciones a la línea base del proyecto, para ello debemos potenciar la utilización de videoconferencias en lugar de reuniones cara a cara. Reuniones fluidas y concisas donde se definan requerimientos y se confirmen líneas de actuación deben ser el objetivo.

Potenciación de la prefabricación y automatización, mediante estos procesos, aliviaremos los riesgos en cuanto a la seguridad de los trabajadores, así como lograremos una mayor planificación y coordinación en obra, lo que se reflejará con una reducción de tiempos de construcción. Este enfoque comienza con un análisis de todos los trabajos o tareas que pueden ser ejecutadas fuera de la obra.

Resiliencia y emergencia, será muy importante conseguir concienciar a los trabadores de como la aplicación de nuevos métodos de trabajo y la utilización de herramientas tecnológicas mejorarán su desempeño profesional.

Si bien estamos viviendo una situación totalmente inesperada y que muestra un sinfín de desafíos, con un replanteamiento abierto de los procesos, una planificación con flujos de trabajo flexibles y una más que necesaria integración de herramientas tecnológicas, harán que el sector de la construcción salga incluso reforzado, acelerando una transformación que durante muchos años se ha echado en falta.